Creatibo by Arrontes y Barrera
acciones para llevar público al punto de venta

Tres acciones que atrajeron clientes al punto de venta

Con las redes sociales como gran escaparate y la proliferación de tiendas online, el llamado “viaje del comprador” ha cambiado radicalmente en la última década. El sector retail es, probablemente, el que más lo ha acusado, viendo cómo sus puntos de venta se quedaban indefensos ante el auge de los e-commerce. Llegados a esta situación, muchos negocios comenzaron a plantearse qué hacer para atraer clientes al punto de venta.

Para nosotros, la estrategia no pasa por declararle la guerra a las compras digitales sino todo lo contrario: encontrar sinergias omnicanal que hagan que los dos escenarios se complementen para que clientes y marcas ganen.

Nuevas experiencias al acudir al punto de venta

Es cierto que realizar una compra desde la comodidad del sofá ha conquistado a miles de usuarios que prefieren ahorrar el tiempo y la energía que supone ir al punto de venta. Pero también es cierto que sigue habiendo un sector de consumidores que necesitan “ver y tocar” para atreverse a finalizar un proceso de compra, especialmente en negocios retail.

Ante esto, muchas marcas han sofisticado sus puntos de venta y diseñado acciones especiales que proporcionan experiencias únicas que no se pueden vivir mediante un proceso de compra digital. Algunas de ellas combinan el entorno on y el off. Ahí van tres ejemplos:

1.- Inditex y los probadores inteligentes

El “ver y tocar” que permiten las tiendas físicas puede convertirse en un arma de doble filo. Porque sí, está muy bien tener delante lo que vas a comprar para examinarlo con detalle pero por otro lado… ¡qué pereza probar varias prendas y decidir cuál te sienta mejor!

Inditex se puso manos a la obra para convertir este problema en una oportunidad. Y así fue cómo, en 2013, desarrolló una original acción en su tienda de A Coruña de Pull & Bear. Allí instaló espejos interactivos en los probadores que permitían a los clientes sacarse una fotografía con la ropa probada y compartirla a través de Facebook. Así, sus contactos podían emitir su veredicto.

Pero fue en 2016 y a lo largo del 2017, cuando el gigante Inditex dio un paso más allá en su apuesta por recurrir a los servicios digitales para crear nuevas experiencias de compra a sus clientes.

Nos estamos refiriendo a la inauguración de las Flagship Stores de Massimo Dutti, la primera en el Paseo de Gracia de Barcelona y posteriormente en ciudades de todo el mundo como Tokio, Nueva York o Madrid.

Las Flagship Stores se caracterizan por ser tiendas sostenibles en las que consume un 30% menos de electricidad y un 40% menos de agua.

Además, y aquí llega lo que nos importa, cuentan con probadores interactivos que escanean las prendas antes de que el cliente entre en el probador y las proyecta automáticamente en una pantalla integrada en su interior. A través de esa pantalla, el cliente puede solicitar un cambio de talla, consultar datos del producto o pedir sugerencias para combinarlo.

tecnología para atraer clientes al punto de venta

Por último, la forma de pagar también es distinta, ya que esta tienda dispone de una caja rápida que permite el autoservicio de venta asistida en el propio probador o desde la app de la marca. Una experiencia de compra en el punto de venta tan cómoda como original.

2.- Hermès Tokio y la genialidad de Bernard Pras

Decir que el escaparate es la tarjeta de presentación de un punto de venta es tan manido como cierto. Un escaparate que sorprende, atrae y despierta curiosidad entre el público puede ser la diferencia para que un potencial cliente pase de largo o entre en un establecimiento comercial.

Y aunque nos estamos centrando en el sector retail por ser el que más ha notado estos cambios en el Buyer’s Journey, no podemos obviar que un buen escaparate y una buena decoración es clave para negocios de cualquier sector, desde un restaurante a una tienda de informática.

Como ejemplo, te mostramos esta maravilla de Hermés en su tienda de Tokio. Hermès sigue una estrategia muy particular para sus tiendas físicas y apuesta por crear escaparates en los que trabajan unidos profesionales del escaparatismo, del arte y de la cultura en general. El resultado son propuestas muy creativas y estimulantes que no pasan desapercibidas para el público de la calle.

En esta ocasión, se trata de un collage tridimensional que, con objetos de uso cotidiano, reconstruye rostros abstractos que cautivan por su belleza y originalidad. Una forma de atraer clientes elaborada por Bernard Pras al punto de venta tan primitiva como efectiva: captando su atención desde la sorpresa.

3.- Pablosky y Sammy, el robot humano

En el tipo de experiencia que viven tus consumidores en el punto de venta reside su fidelidad. Y no hablamos tanto de que dejen de comprar tu marca (algo que podría ocurrir si la experiencia fuera muy desastrosa) si no simplemente de optar por otros canales a la hora de adquirir tus productos.

La empresa de calzado Pablosky quiso atraer público a sus tiendas físicas y para ello optó por incorporar en algunos establecimientos de “robots humanoides” como asistentes de compra.

Sammy, que así se llama este robot, guía al cliente por el espacio de compra de una manera cercana, personalizada y más emotiva gracias al reconocimiento facial y una respuesta de voz que lo vuelve más “humano”.

La incorporación de estos robots interactivos son una apuesta de la marca por la innovación dentro de las tiendas físicas pero también son una manera de hacer más atractivos los puntos de venta para los consumidores finales. ¿Y qué puede fascinar más a un niño que un robot que le aconseja sobre el calzado que debe llevar? ¡Seguro que no hay peque que se resista a probar!

En Arrontes y Barrera contamos con una amplia trayectoria en el diseño de estrategias de Trade Marketing para clientes de gran presencia en el mercado nacional. Si quieres conocer más sobre estas estrategias y cómo atraer más público a tus tiendas físicas, descárgate el documento “Cómo sacar el máximo partido al punto de venta”.