Creatibo by Arrontes y Barrera
marketing de contenidos

4-1-1, la fórmula de oro para mejorar tu marketing de contenidos

El marketing de contenidos se ha convertido en ese cajón de sastre en el que tiene cabida todo lo que es susceptible de ser publicado por una marca en sus medios de difusión propios.

Pero no todo vale y en este post te vamos a recordar en qué consiste esta técnica de marketing tan necesaria, cuáles son sus beneficios y cómo poner en práctica una fórmula que te será de gran ayuda para su correcta implementación.

¿Qué es el marketing de contenidos?

“Es una estrategia de marketing basada en la creación, publicación y distribución de contenido útil, valioso, relevante y coherente para atraer y retener a un público definido y, en última instancia, impulsar una acción rentable”.

Esta definición, por actual que nos parezca, tiene casi 20 años y su autor es Joe Pulizzi, considerado padre del marketing de contenidos.

Ya por aquel entonces, Pulizzi abogaba por una nueva manera de atraer a los consumidores que no fuera interrumpiéndoles con mensajes publicitarios sino creando un contenido de calidad que despertara su interés hacia la marca… ¿te suena de algo? Efectivamente, esta nueva forma de “hacer marketing” tendrá mucho que ver con el posterior nacimiento del inbound marketing.

El resto ya es de sobra conocido: la consolidación del mundo 2.0, la proliferación de sitios webs personales y corporativos (blogs) y la llegada de las redes sociales convirtieron al marketing de contenidos en una necesidad para las marcas por tres motivos principales:

  • El marketing de contenidos fundamental para mejorar el posicionamiento SEO.
  • El marketing de contenidos es imprescindible para desarrollar una estrategia de inbound marketing.
  • El marketing de contenidos es el nuevo “vendedor” que tienen las marcas en estos tiempos.

Pero no todo vale

Hoy, en la estrategia de marketing digital de cualquier marca se contempla “hacer marketing de contenidos”, pero para que este sea considerado como tal debe estar basado en:

  • Una estrategia de palabras clave por las que quiere posicionar la marca y en torno a la que pivotarán los contenidos creados.
  • Una estrategia de temas que interesen, se aborden con originalidad y calidad, y sean de utilidad real a la audiencia. Además, deben adaptarse a las diferentes etapas del viaje del comprador (Buyer’s Journey) para proporcionarle el tipo de información que necesita en cada momento.
  • Una estrategia de publicación de los contenidos en los medios de difusión propios que detalle la periodicidad, formatos, canales…

Solo así podemos hablar de marketing de contenidos ya que solo así contribuirá a alcanzar los objetivos de posicionamiento, visibilidad, engagement y leads de la marca.

Medios de una estrategia digital

Por eso, no podemos olvidar que publicar contenidos sin seguir una estrategia de temas, de palabras claves, de periodicidad… NO es marketing de contenidos. Es tener una presencia en los canales propios que nunca será coherente ni efectiva para alcanzar unos buenos resultados.

Dicho de otra forma: una marca no puede limitarse a publicar un post “cuando tenga tiempo”, sino que tiene que seguir un plan de contenidos que pasa por estudiar a su audiencia, saber cómo puede serle útil, crear ese contenido útil utilizando las palabras clave que mejoren su posicionamiento y, finalmente, distribuirlo en los canales adecuados para que ese contenido abra las puertas a la generación de un nuevo lead u oportunidad de venta.

Beneficios del marketing de contenidos

Una estrategia de marketing de contenidos se materializa principalmente a través de dos canales de difusión propios: el blog de empresa y las redes sociales corporativas. Sin embargo, los beneficios abarcan muchos más ámbitos que el estrictamente digital:

1.- Mejora la imagen de marca:

Crear contenidos útiles que sean una referencia para los usuarios convierte a tu marca en una experta en la materia, una autoridad a la que acudir para informarse, algo que en términos de imagen de marca no tiene precio.

2.- Mejora el conocimiento de marca:

Seguir un plan de publicaciones de contenidos de calidad genera un aumento del conocimiento de la marca que pasa a ser una fuente de información fiable sobre una materia concreta.

3.- Mejora el posicionamiento SEO:

Crear contenidos siguiendo una adecuada estrategia de palabras clave ayuda a mejorar la visibilidad de tu marca en los motores de búsqueda. Al generar contenido de calidad de manera periódica, la marca posiciona mejor y recibe más visitas a través de los canales orgánicos.

4.- Mejora la comunicación con clientes y potenciales clientes:

Ahora, puedes tener un feedback directo e inmediato de cada contenido que generes, sabiendo cuál es mejor recibido, cuál gusta, cuál despierta más curiosidad… Una vía directa para conocer la opinión de los consumidores.

5.- Mejora la información que quieres transmitir como marca:

Una campaña de publicidad no es siempre el espacio más adecuado para contar todo lo que te gustaría decir sobre tu marca o sobre el funcionamiento de tus productos o servicios. Sin embargo, crear un tutorial, organizar un webinar o escribir un post te permitirá abordar con más profundidad cualquier aspecto de interés.

6.- Mejora el engagement hacia la marca:

Crea relaciones de confianza, comunidades activas, personas interconectadas en torno a unos contenidos que les ayudan y les facilitan las decisiones de compra, algo que siempre se traducirá en una actitud más positiva hacia la marca.

4-1-1, la fórmula de oro

Aunque no somos muy partidarios de las fórmulas mágicas ni de las programaciones de contenidos a largo plazo (los contenidos deben valorarse siempre en función del momento y contexto concreto en el que van a publicarse, lo que implica un trabajo diario más artesano), hoy te traemos la fórmula del 4-1-1, popularizada por el citado Pulizzi.

La regla es sencilla y dice que una marca debe publicar 4 contenidos nuevos, republicar 1 contenido antiguo que puede actualizarse y difundir 1 contenido especial.

4: Contenidos nuevos

Tanto si vas a aplicar esta fórmula en tu blog o en tus redes sociales, los contenidos nuevos hacen referencia a los contenidos que una marca genera de manera habitual: no requieren la inversión de mucho tiempo ni de muchos recursos, pero deben ser contenidos que interesen a los usuarios.

Por ejemplo, puede tratarse de los posts que habitualmente publica una marca en su blog. Posts de una extensión más o menos acordada, con un tipo de imágenes concretas, una periodicidad establecida, una estrategia de palabras clave y siempre teniendo en cuenta la fase del proceso de compra en la que a un consumidor pueden interesarle.

Es el caso de los posts que publicamos cada viernes en nuestro blog Creatibo. Nuestros posts trabajan siempre palabras clave por las que nos interesa posicionar en los buscadores, existe una periodicidad concreta y los temas se adecúan a cada una de las tres fases del embudo de conversión por el que pasan nuestros potenciales clientes. Son contenidos útiles (o al menos eso pretendemos), interesantes, de fácil lectura pero siempre originales y de calidad.

marketing de contenidos
blog

1: Contenidos antiguos

Tras 4 contenidos nuevos, llega el turno de la republicación. Se trata de volver a utilizar un contenido ya compartido pero que puede ampliarse, optimizarse o publicarse tal y como se creó. Es importante cambiar el chip respecto a la reutilización de contenidos y pensar que es algo bueno, una forma de ahorrar tiempo, optimizar el trabajo, sacarle más partido y darle otra oportunidad de ser visto por los usuarios.

Es algo que tenemos en cuenta en nuestras redes sociales en las que, además de compartir diferentes contenidos nuevos, solemos volver a compartir posts que en su día ya se difundieron en estos canales. Por ejemplo, este post, que hemos republicado en nuestras redes sociales el 07/05/2020 originalmente fue publicado el 07/10/2019.

marketing de contenidos
republicar contenidos

1: Contenidos especiales

Y ya solo nos queda el contenido especial. ¿Qué quiere decir especial? Pues uno de cada 6 contenidos compartidos con los usuarios debe ser diferente a los otros, bien sea en formato o en planteamiento. Algunos casos de contenidos especiales son libros blancos, tutoriales, webinars, checklists, tests prácticos, e-books, podcasts, estudios comparativos, guías prácticas…

Se trata de crear un contenido que tenga un valor añadido y sea de una utilidad más práctica a los usuarios. Estos contenidos se adaptan muy bien a las diferentes fases del Buyer’s Journey: para un consumidor que está en la fase de descubrimiento, un libro blanco le ayudará a identificar su problema/necesidad, una guía con ejemplos prácticos le ayudará a tener más información en la fase de consideración y una demostración en vivo puede ser determinante para que tome la decisión de compra.

En nuestro blog puedes encontrar contenidos especiales que lanzamos cada cierto tiempo al margen de que puedes acceder a ellos desde nuestros posts. Como esta guía, que puedes descargar de forma gratuita desde las CTAs que verás en este posts, tanto en la barra lateral como al finalizar su lectura.

Guía del storytelling
marketing de contenidos

Una agencia creativa para un buen marketing de contenidos

Un contenido, además de original y útil, también debe ser capaz de aportar valor y sorprender al usuario. Y para eso, nada mejor que contar con una agencia creativa como la nuestra. Muchos clientes acuden a nosotros para la generación de contenidos que ellos implementan en su estrategia.

Nuestro pensamiento estratégico y nuestra creatividad son una fuente de ideas frescas para crear un contenido que, muchas veces, a una marca no se le ocurre o carece de medios técnicos para desarrollarlo. Si quieres saber más, aquí te contamos por qué nos necesitas.