Creatibo by Arrontes y Barrera
campañas de email marketing

¿En qué han cambiado las campañas de e-mail marketing?

A las campañas de e-mail marketing les pasa lo mismo que a las carreras musicales de Miguel Ríos o Extremoduro: llevamos años escuchando la llegada de un fin que nunca termina de producirse.

Todo apuntaba a que la popularización de las redes sociales podría ser el golpe directo que dejara KO a este canal de comunicación entre marcas y usuarios. Sin embargo, las plataformas sociales vinieron acompañados de tal proliferación de contenidos que han conseguido el efecto contrario: perpetuar la efectividad del e-mailing como una práctica que está más viva que nunca aunque haya cambiado sustancialmente en los últimos años. ¿En qué? Te lo contamos en este post.

¿Qué es el e-mail marketing?

Se trata de una técnica de marketing que se engloba dentro del llamado marketing directo porque el mensaje no es mostrado en un soporte externo al que tiene acceso el público general sino que es enviado de forma directa y personal a los receptores.

Consiste en utilizar el correo electrónico como canal de comunicación, enviando e-mails de manera masiva a una lista de contactos, adaptando el contenido a los diferentes momentos o destinatarios para conseguir distintos objetivos de marketing como captar, vender o fidelizar.

Esta práctica tan veterana sigue teniendo algunos beneficios cruciales que la hacen seguir vigente:

  • Es una acción muy rentable que no requiere de una gran inversión.
  • Se puede monitorizar al 100 %, sabiendo quién y cuándo ha recibido tu mensaje, si lo lee, si clica en la información del mismo…
  • Permite personalizar el contenido para cada receptor y/o momento.

Crónica de la muerte anunciada que no llega

Como ocurrió con muchas otras herramientas del ámbito del marketing directo, parecía que las campañas de e-mail marketing tenían los días contados. ¿Qué sentido tenía seguir enviando correos a potenciales clientes que estaban conectados con las marcas de manera directa y en tiempo real a través de las redes sociales?

Pero contra todo pronóstico, las estrategias de e-mail marketing siguen vivitas y coleando, y podemos afirmar que están más que consolidadas en este mundo tan digital en el que vivimos.

La explicación es clara: dado el gran contenido que existe hoy en la red, cualquier usuario interesado en un tema prefiere suscribirse a una newsletter y recibirlo en su e-mail que estar buscándolo en la avalancha de información proveniente de diferentes webs o publicaciones online.

De ahí que, hoy en día y bien planteadas, las campañas de e-mail marketing pueden ser una vía clave para alcanzar ciertos objetivos de marca.

¿Cómo han cambiado las campañas de e-mail marketing?

Está claro que aunque no hayan desaparecido, las campañas de e-mail marketing han cambiado notablemente, sobre todo en los últimos años. Los cambios, como ocurre muchas veces, se han ido produciendo de manera gradual y quizás no los notes tan evidentes pero hay aspectos como estos que dejan patente cómo el e-mailing de ahora poco tiene que ver con el de antes:

1.- El salto a la personalización

La personalización no solo es uno de los signos distintivos de las actuales campañas de e-mailing sino que es el principal motivo por el que siguen vivas y logrando tan buenos resultados.

Seguro que ya hace mucho tiempo que los e-mails comerciales que recibes vienen encabezados con tu nombre pero la personalización no solo es eso.

Por personalización nos estamos refiriendo a aspectos que van mucho más allá como, por ejemplo, enviar a una parte de tu lista de contactos un e-mail con un contenido específico en función de las búsquedas que están realizando o en función de la fase del ciclo de compra en la que se encuentran y que sabes gracias a las cookies.

Personalización también es enviar la oferta de un producto que complementa a otro ya adquirido por un usuario (venta cruzada) o enviar un contenido con consejos relacionados con el mantenimiento de ese producto recién comprado (fidelización).

2.- La regla de las 2V

La mayoría de los correos electrónicos comerciales que recibes en tu correo responden, o deberían responder, a la regla de las 2V del e-mailing:

  • Visibilidad: Para ello, la línea de asunto del correo es fundamental como ya te contamos en este post, ya que en su mano está hacer que un mail resulte más visible que el resto para captar la atención de quien lo recibe y garantizar su apertura. ¿Has notado que las líneas de asunto de los e-mails que recibes son más creativas?
  • Valor: ¿Por qué debería alguien abrir tu mail o suscribirse a tu newsletter? Para no dar pie a la duda, es importante realizar algún tipo de adelanto de los beneficios o utilidades que un usuario encontrará en la apertura de tu correo. Sobre esto también te dimos unos consejos.

3.- El poder del feedback

Otro de los grandes cambios que han experimentado las campañas de e-mail marketing viene a raíz de que las marcas descubrieran el gran poder del feedback. Bueno, es un decir, es evidente que las marcas ya sabían lo necesario que es conocer la opinión de sus clientes pero digamos que se han dado cuenta de que el e-mailing les permitía hacerlo de una manera mucho más rápida, económica y segmentada.

Recompensas por contestar una encuesta, muestras de regalo a cambio de una opinión posterior, juegos basados en valoraciones… Todas ellas son fórmulas que hoy en día podemos encontrar en muchos de los e-mails comerciales enviados por las marcas y que responden a la necesidad de saber más sobre lo que opinan los consumidores.

4.- La era de las newsletters

De unos años a esta parte, mires donde mires, encontrarás una llamada a la acción sugiriéndote la suscripción a una newsletter. Y esto se debe a que la mayoría de las marcas han pasado de enviar e-mails masivos a la totalidad de su cartera de clientes a hacer envíos más segmentados basados en la suscripción a una newsletter mediante la cuál les hacen llegar todo tipo de contenidos a medida.

Como decíamos antes, la saturación de contenidos que existe en la red ha jugado a favor de las acciones de e-mailing y de las suscripciones a las newsletters. Eso sí, si muchas personas de forma voluntaria se suscriben a tu newsletter y aceptan recibir un número X de correos mensuales es porque están interesados en lo que puedas decirles, así que no les decepciones y crea una estrategia de contenidos para tu newsletter que resulten útiles, atractivos y originales.

5.- Las métricas también han cambiado

Y para finalizar te contaremos que, de la misma forma que han cambiado las campaña de e-mailing marketing, también han cambiado la forma de medirlas. La existencia de programas específicos para el envío masivo de correos permiten obtener muchos más datos que son analizados para saber si la acción de e-mailing está cumpliendo los objetivos para los que ha sido concebida.

Entre las métricas más habituales que ahora se tienen en cuenta está:Tasa de apertura.

  • Tasa de apertura.
  • Número de clics en los enlaces que tenga el e-mail.
  • Tasa de conversión.
  • Retorno por email.
  • Retorno por cliente.
  • Valor medio de la conversión.

Si aún no contemplas las acciones de e-mail marketing en tu plan de comunicación, quizás deberías pensarlo o acudir a una agencia de publicidad como Arrontes y Barrera que puede ayudarte tanto en el planteamiento como en el diseño y la ejecución de este tipo de acciones. A todo esto, ¿estarás suscrito ya a nuestra newsletter, no? 😉