Creatibo by Arrontes y Barrera
Cómo trabajar codo con codo con tu agencia de creatividad

¿Cómo trabajar codo con codo con tu agencia de creatividad?

Si no vende, no es creativo. Esta frase del gran David Ogilvy, gurú de la publicidad, resume a la perfección el objetivo final de cualquier marca y su agencia de creatividad. Al fin y al cabo, las dos quieren lo mismo: resultados. Lograrlo dependerá de lo bien que ambas partes entiendan el mercado, el producto, a los consumidores… pero sobretodo de lo bien que conecten y trabajen juntas. Porque la creatividad, al igual que un helado de dos sabores, es un trabajo en equipo donde elegir un buen partner resulta esencial. 

Como marca, puede que confíes en una agencia para que te ayude con la creatividad, las acciones de marketing y la publicidad. Pero, ¿alguna vez te has preguntado qué espera tu agencia de creatividad de ti? ¿sabes si estás siendo un buen socio creativo? ¿estáis bien coordinados? En este post te damos las claves sobre cómo trabajar con tu agencia de creatividad para que vuestra combinación de sabores se note en los resultados. 

¿Qué espera tu agencia de creatividad de ti?

He aquí algunas de las cualidades que, según nosotros, debería tener una marca para ser considerada un buen cliente. Esto aplica en Asturias y en cualquier otra parte.

1- Mucha química

La relación entre una marca y su agencia de creatividad es tan íntima como la de un paciente con su doctor. Debe haber confianza, colaboración, trabajo en equipo y apoyo mutuo. Por eso es vital saber escoger agencia de publicidad en Asturias. Después de todo, se está poniendo en juego nada menos que la reputación de marca, la inversión publicitaria y los resultados de la compañía. Se trata, por tanto, de una decisión clave y estratégica, que no se puede tomar a la ligera.  Así que pregúntate si buscas una agencia que diseñe y ejecute tus campañas publicitarias o si buscas una agencia que entienda tus necesidades y se convierta en una compañera estratégica. Dentro del proceso de desarrollo de tu compañía, pocos aliados juegan un papel tan importante como la agencia creativa con la que decidas trabajar.

Sin embargo, nadie conoce tu producto o servicio mejor que tú mismo. Por lo tanto, cualquier propuesta o sugerencia para ayudar a tu agencia de creatividad siempre será bienvenida. Pero dejando trabajar a los creativos, que para eso son los expertos. 

2- Un briefing detallado

Aunque los clientes más chulos son los que te vienen a ver con un briefing claro y bien estructurado, la mayoría de los nuevos clientes aún no tienen el briefing por escrito cuando se dirigen a una agencia por primera vez. Lo tienen en la cabeza, y la misión de la agencia es sacarlo de ahí, ponerlo negro sobre blanco, y descubrir cómo ayudar de verdad. Nosotros solemos hacer una entrevista diagnóstico que para muchas marcas y agencias, puede ser el equivalente al briefing, pero para nosotros es algo más por dos motivos:

  1. Porque procuramos realizar esta tarea previa de manera conjunta con el anunciante en una sesión en la que recabamos mucha más información de la que se plasma en un informe convencional.
  2. Porque enfrenta a las empresas con su realidad y les ayuda a analizar dónde están, dónde quieren llegar y cuál es el camino que desean recorrer para conseguirlo.

Para que una agencia de creatividad pueda hacer una campaña publicitaria efectiva, necesita partir de un buen material. Por lo tanto, si el briefing es bueno y proporciona información detallada, el trabajo final siempre será mejor. No obstante, hagas como hagas este briefing, lo más importante es que debe servirte a ti y a la agencia para juzgar con un criterio objetivo si la campaña que se presenta es buena o mala en función de si cumple o no los objetivos establecidos.

3- Objetivos claros y medibles

Toda acción comunicativa responde a unos objetivos claros y definirlos es otra de esas tareas previas a la creación de campañas publicitarias.

Los objetivos de una campaña deben ser SMART: específicos (specific), medibles, alcanzables, realistas y agendados en el tiempo para establecer unos plazos de ejecución (timing). Aunque para nosotros, tan importante es la definición de estos objetivos como pararse a pensar qué pasaría si no se alcanzan total o parcialmente.

Aunque existen múltiples teorías al respecto, muchos publicistas tienden a clasificar los objetivos en tres tipos:

  1. Los vinculados al conocimiento: dar a conocer un producto o servicio, mejorar el recuerdo de marca, informar de los beneficios…
  2. Los vinculados a las actitudes: modificar experiencia de compra, reducir frenos en las decisiones de compra, generar engagement…
  3. Los vinculados al comportamiento: motivar la compra de un producto o servicio, cambiar hábitos de consumo del público, fomentar la asistencia a un punto de venta…

Sean cuales sean tus objetivos, siempre hay que dar a la agencia tiempo y recursos suficientes para poder hacer un buen trabajo.

4- Feedback bien argumentado

Aquí no vale el no me gusta. El feedback que da una marca – y cómo lo da- puede servir para ayudar al equipo creativo a aprender y mejorar despertando pasión por el proyecto, o por el contrario desear no haberlo empezado nunca. Hacer comentarios y valoraciones críticas sin parecer agresivo o tratar de guiar al equipo sin manipularlo es esencial en creatividad. Según un artículo publicado en la revista Forbes es posible mejorar la retroalimentación o feedback que dan las marcas al equipo creativo siguiendo estos consejos:

Céntrate en la meta 

La mayoría de comentarios y evaluaciones son una mezcla de emociones, gusto personal y pensamiento crítico. Por eso puede resultar difícil tanto para quien lo da como para quien lo recibe, sobre todo si esos comentarios son negativos. Para resolverlo es muy útil empezar respondiendo a las 4 cuestiones que proponen los diseñadores Adam Connor y Aaron Irizarry en su libro Discussing Design.

  • ¿Cuál es el objetivo de la creatividad?
  • ¿Qué elementos de la creatividad están relacionados con el objetivo?
  • ¿Son estos elementos efectivos para lograr el objetivo?
  • ¿Por qué sí o por qué no?

Las respuestas, además de asegurar que se entienden las metas del proyecto, pueden ayudarte a racionalizar la evaluación del trabajo, dejando las emociones y prejuicios fuera de la ecuación para centrarte en hechos objetivos. De esta forma tu feedback siempre será más útil y efectivo.

Ten claro lo que quieres y por qué 

Escuchar un “Lo sabré cuando lo vea” puede traducirse como un “No tengo ni idea de lo que quiero”. Y para un creativo adivinar lo que te hará feliz, en lugar de pensar críticamente acerca de los objetivos del proyecto es el camino más directo hacia el fracaso. Para evitarlo, nosotros te recomendamos hacer tres cosas:

  1. Tener una imagen muy clara de lo que de lo que necesita tu marca, de lo que quieres tú y por qué.
  2. Aportar ejemplos que te gusten y explicar por qué.
  3. Asumir que la creatividad final nunca será exactamente lo que tenías en mente, pero si lo has hecho bien, sin duda conseguirá superar tus expectativas.

Sé específico 

Aunque te lo parezca, muchas veces dos personas no están hablando, sintiendo, viendo o deseando lo mismo. Por ejemplo, algo “fresco” o “visceral” puede no significar lo mismo para ti que para otra persona. Por lo tanto, para evitar estar en planetas diferentes, lo mejor es incluir ejemplos que aclaren cualquier tipo de duda o ambigüedad. Siguiendo con el ejemplo anterior, si quieres algo fresco, incluye un ejemplo que te lo parezca, o sé muy específico sobre aquellos aspectos del diseño o la creatividad que crees que no encajan con el concepto.

Tómate tiempo para redactar tus comentarios 

Los creativos han dedicado tiempo y esfuerzo a realizar el trabajo que ofrecen. Por lo tanto, parece lógico que reciban una retroalimentación oportuna y reflexiva. En el libro Creativity Inc., el cofundador y presidente de PixarEd Catmull, habla sobre el estándar de Pixar para dar una buena nota. Es este:

 “Una buena nota dice lo que está mal, lo que falta, lo que no está claro, lo que no tiene sentido. Una buena nota se ofrece en un momento oportuno, no demasiado tarde para solucionar el problema. Una buena nota no hace demandas; ni siquiera tiene que incluir una corrección propuesta. . . Pero, sobre todo, una buena nota es específica.”

5- Rentabilidad para ambas partes

No se pueden pedir ocho sabores, barquillo y toping de chocolate por el mismo precio que un helado básico. Siempre hay una proporción entre la inversión, el trabajo y los resultados. Dicho esto, te diremos que la creatividad siempre es rentable. No lo decimos nosotros, que como agencia de publicidad creativa que somos, siempre lo hemos tenido claro, sino que lo han demostrado varias consultoras como ya te contamos en el post creatividad publicitaria y rentabilidad.

Y por rentabilidad también entendemos, tener un interlocutor claro y no hacer pasar las creatividades por demasiados filtros, dejar que muchas personas decidan, pretender cumplir demasiados objetivos de comunicación y, por supuesto, pedir demasiado sin presupuesto suficiente. 

Resumiendo, en Arrontes y Barrera no solo queremos que nos encargues una campaña de publicidad, sino que queremos ser la agencia de creatividad que trabaja codo con codo con tu departamento de marketing para crecer contigo, ser tu cómplice y ayudar a tu equipo a conseguir los resultados propuestos, tanto en Asturias como en cualquier otra parte ¿Trabajamos juntos?