Creatibo by Arrontes y Barrera
Trucos para hacer stroytelling

Trucos para hacer storytelling como las grandes marcas

La teoría del Círculo de Oro se ha convertido en uno de los pilares más sólidos del marketing actual. Su autor, Simon Sinek, tiene claro que si quieres que los consumidores compren tu marca no debes contarles qué haces ni cómo lo haces. Debes contarles por qué lo haces.

Transmitir el reason why de tu negocio te hará conectar emocionalmente con los consumidores y que tu marca ocupe un lugar privilegiado en su mente. Y esto que parece tan sencillo, no lo es en absoluto. Aunque existe un recurso comunicativo que está ayudando a muchas marcas a conseguirlo: el storytelling. Si quieres saber cómo hacer storytelling aquí tienes unos trucos que te ayudarán.

De adentro hacia afuera

La teoría del Círculo de Oro ha ayudado a comprender qué deben contar las marcas para conectar con sus consumidores. Como bien formuló Simon Sinek tras observar el éxito de líderes y empresas tan dispares como Apple, Harley Davidson o Martin Luther King, el secreto del éxito reside en contar de “adentro hacia afuera”.

Contar primero el PORQUÉ: el propósito, la motivación, la creencia… para hacer lo que haces.

Contar después el CÓMO: los procesos o acciones necesarios para realizar ese porqué.

Contar por último el QUÉ: el resultado final y tangible del proceso.

La eficacia de este modelo en el mundo del marketing se debe a que los tres niveles del Círculo de Oro se corresponden con los tres niveles de procesamiento de nuestro cerebro. De esta forma, el porqué de las cosas es entendido por nuestro cerebro límbico, responsable de las emociones, de las decisiones, de los sentimientos y de la confianza.

Y por eso, la gente no compra una marca por lo que hace sino por el porqué lo hace. Cuando una marca habla desde el corazón, atrae a los que creen o están dispuestos a creer.

¿Por qué tu marca debe hacer storytelling?

El storytelling es un recurso narrativo que han puesto de moda las grandes marcas, aunque está al alcance de cualquier presupuesto. De lo que se trata es de contar la razón de ser de tu marca a través de una historia que tenga un enfoque que la vuelva más emotiva, original y mágica.

Si se trata de contar qué pinta tu marca en la vida de los consumidores, el storytelling es la mejor forma de componer “tu relato de marca” y hacerlo crecer para que conecte con los consumidores.

Como recurso narrativo, el storytelling ofrece numerosos beneficios a tu marca:

  • Permite contar mejor la esencia de tu negocio.
  • Convierte tu mensaje comercial en una historia entretenida .
  • Conecta emocionalmente con los consumidores de manera natural.
  • Aumenta el engagement hacia la marca.
  • Incrementa la virabilidad de tu historia.

Trucos para hacer storytelling

Todas las marcas tienen una historia que contar. Si entráramos en una página web al azar estamos seguros que en ella no faltaría el apartado “Quiénes somos”, ese cajón de sastre en el que suelen contarse muchas cosas pero todas ellas relacionadas con el nacimiento y crecimiento de una negocio. Hacer storytelling es, en el fondo, el acto de reescribir esas historias y adaptarlas al lenguaje de los canales online que le servirán de plataforma.

En cualquier caso, hay una serie de trucos que no debes perder de vista cuando introduces el storytelling en tu estrategia de contenidos.

1.- DEFINE:

1.1.- Objetivo del storytelling

Debes tener claro qué historia quieres contar y a quién, lo que implica conocer a tus Buyer Persona en profundidad y saber cuáles son sus miedos, anhelos, preocupaciones, alegrías…

1.2.- Emoción a transmitir

Decide con qué emoción quieres conectar o empatizar con los consumidores. Puedes intentar tocarles la fibra sensible apelando a sus anhelos o meterles el dedo en la llaga mostrando sus miedos, pero piensa que la asociación entre tu marca y esa emoción debe ser siempre positiva.

1.3.- Estructura de la narración

Como toda buena historia que se precie, el relato de tu marca debe tener un planteamiento, un nudo y un desenlace que sorprenda a los usuarios para aumentar su nivel de conexión y recuerdo de marca.

2.- INCLUYE:

2.1.- Un personaje principal

Como mínimo, tu historia debe contar con un personaje que importe a tu audiencia, con el que se sientan identificados o puedan empatizar con él. Se trata de no mostrar a tu marca como la protagonista de la historia sino hacerlo a través de un personaje que encarne sus valores.

Lo ideal es que se trate de un personaje creíble, vulnerable y que viva situaciones que los consumidores podrían vivir para que se sientan reflejados y la historia les llegue al corazón. Temas como la familia, el amor, la salud o las metas son universales y provocan una empatía rápida y eficaz con los usuarios.

2.2.- Moraleja final

Para que la historia cale más profundamente entre el público es importante que incluya una moraleja o conclusión final. Además de conseguir una vinculación emocional, este tipo de mensajes finales facilitan el recuerdo de marca y alimentan el deseo de volver a ver la historia.

2.3.- Efecto sorpresa

Cuando la historia incluye un giro narrativo que sorprende a los receptores, los efectos del storytelling se amplían y se consiguen mejores resultados de engagement y de viralidad.

3.- RECURRE:

3.1.- Una experiencia personal

Que la historia sea contada desde la experiencia de un consumidor la vuelve más creíble. La marca es solo el contexto de algo que ha ocurrido a esa persona que consume ese producto o servicio, algo que quedará en la mente del público. Casa Taradellas es un buen ejemplo.

1.2.- Un poco de nostalgia

Otro elemento al que puedes recurrir a la hora de hacer storytelling es apelar a la nostalgia y recordar el origen de la marca, cómo se fundó, cómo creció… Estos relatos pueden adornarse con múltiples elementos que aportarán a la marca los valores que se desean transmitir, como ha hecho a la perfección Balay.

4.- SELECCIONA:

A la hora de crear storytelling nunca puedes perder de vista los canales que vas a utilizar para transmitir la historia, ya que estos pueden condicionar algunos aspectos de la misma. Los canales más utilizados y eficaces para hacer storytelling son:

4.1.- YouTube:

Crear un vídeo para subir al canal YouTube de la marca suele ser el primer paso de toda estrategia de contenidos basada en el storytelling. Desde ahí, el vídeo será compartido al resto de redes sociales. Beefeater ha creado hace poco este potente vídeo para contar su historia y asociar su marca al valor de la tolerancia y el respeto.

4.2.- Instagram:

Instagram, a través de sus stories, se está convirtiendo en la red del storytelling. Aquí no se trata tanto de compartir un vídeo adhoc con su casting, montaje y post producción. Se trata de contar historias más espontáneas de forma original, divertida, natural… Las stories de IKEA sobre sus productos o el día a día de sus trabajadores es un buen ejemplo.

4.3.- Facebook:

Compartir vídeos en esta red, ya sea de forma orgánica o pagada para tener un mayor alcance, se ha consolidado como la mejor fuente de viralización de este tipo de historias, algo que hacen marcas como Seegram’s en este último anuncio de marca.

4.4. – Twitter:

Los hilos de Twitter, y más especialmente su nueva funcionalidad para crear un timeline con los tuits que quieres, permiten contar historias de una manera muy original y memorable. Como ejemplos, el hilo de Manuel Bartual o el famoso hilo de Andrea sobre el robo de unas plantillas, que hizo que se despertara con 47.000 seguidores más en esta red.

Ahora que ya conoces los trucos del storytelling, te invitamos a que los pongas en práctica. O acudas a una agencia de creación de contenidos creativos como Arrontes y Barrera para que te ayudemos a contar historias que harán que tu marca se vuelva más grande.