Creatibo by Arrontes y Barrera
Social commerce: ¿Son las Redes Sociales los nuevos centros comerciales?

Social commerce: ¿Son las RR.SS. los nuevos centros comerciales?

Si tenemos en cuenta que el 40 % de los consumidores ha hecho una compra a través de Facebook, el 13 % a través de Instagram y el 12 % a través de Pinterest podemos decir que ir de compras es cada vez más frecuente en las redes sociales. ¿La razón? Los consumidores buscan recomendaciones online de otros consumidores o de influencers para comprar bien. Así es el social commerce o la idea de que las redes sociales sean los nuevos centros comerciales. Por eso las marcas que cuidaron e invirtieron en sus comunidades ahora pueden convertir sus redes sociales en puntos de venta perfectos.

¿Qué es el social commerce?

El comercio social o social commerce son todas aquellas compras que tienen lugar en las redes sociales. El usuario ya no llega solo a través de una búsqueda proactiva del producto o a través de la publicidad digital (social ads, anuncios en buscadores, display…), sino también a través de las RRSS. Por lo tanto, para el social commerce lo importante son las propias relaciones sociales entre usuarios. Aquí es donde las marcas tienen que aprovechar las redes sociales, la prueba social y las aportaciones de los propios usuarios para abrir nuevos canales de venta en línea y mejorar la experiencia del consumidor.

Visto así, podrías pensar que es simplemente “vender en redes sociales” pero hay mucho más. En el social commerce toda la experiencia de compra, desde la visualización hasta el pago, se lleva a cabo en la propia red social. Además, se benefician tanto el consumidor como la marca: el consumidor porque se reduce el proceso desde que ve el anuncio, al eliminar el inicio de sesión web o la descarga de aplicaciones. Y la marca porque hay menos abandonos de carritos y se puede saber con más precisión, en términos de ROI, que se está consiguiendo con la inversión, ya que la vinculación con las ventas es más directa.

5 Estrategias de social commerce

1.- El ejemplo de Laagam

Esta marca siempre ha destacado por su apuesta por el contenido para llegar a su público objetivo, y no solo en Instagram y en su podcast Ruido Dazz. Sino que ha decidido mudar sus ventas especiales de WhatsApp a Twitch, utilizando los vídeos en directo como una nueva alternativa de diversificación de la experiencia de compra. Esto la convierte en una de las primeras marcas en traer a España el live streaming commerce que está revolucionando el mundo de las ventas online en China. Y todo ello con la integración de la posibilidad de comprar directamente sin salir de la emisión.

2.- Prueba social

Las opiniones de otras personas nos influyen. Lo demostró el reconocido psicólogo social Ash al observar que las personas se amoldan a lo que hace el grupo para no desentonar. Por eso, todos buscamos la aprobación social en lo que compramos. Además, cuanto más jóvenes, más influenciables somos por el grupo. No hay más que observar a los adolescentes.

Por lo tanto, nos identificamos con los comentarios de otros usuarios sobre un producto o servicio y eso genera una confianza mayor que si nos limitamos a leer los mensajes de marca. Hay muchas maneras de incorporar la prueba social en nuestras estrategias de social commerce, pero como agencia de marketing digital creemos que es importante tenerlo en cuenta sobretodo en el diseño de la tienda online (animando a compartir opiniones, incorporando sistemas de valoración como las “cinco estrellas”, permitiendo compartir cada producto con botones bien visibles y fomentando las reseñas en Google o en otras webs incluyendo enlaces desde tu propia página).

3.- Influencers y microinfluencers

El 63 % de los usuarios de redes sociales entre 18 y 34 confía más en las recomendaciones de influencers que en las propias marcas. Y ya no importa tanto el número de seguidores o de “me gusta”, sino la interacción, la autenticidad o las publicaciones guardadas. Esas son las auténticas medidas de la influencia en redes sociales. Por lo que los micro y nanoinfluencers también pueden generar más ventas a las marcas gracias a las etiquetas de productos.

Nuestra agencia de publicidad, marketing y estrategia digital puede ayudarte a elegir influencers o embajadores de marca que te ayuden a lograr un auténtico impacto en tu comunidad y en tus ventas. Puedes leer más sobre el tema en nuestro post: Los embajadores de marca ganan terreno a los influencers.

4.- Diseño y calidad visual

Las redes sociales son espacios muy visuales, donde la estética, la belleza y las imágenes de aspiración llaman rápidamente la atención. Por lo tanto, como agencia de publicidad y branding te recomendamos cuidar mucho tu imagen de marca para motivar a los clientes a la compra. No olvides que los consumidores pueden navegar por una gran cantidad de tiendas, por lo que tu “escaparate” debe ser lo más atractivo posible. Aquí te contamos ¿Por qué necesitas una agencia de publicidad creativa en tus redes sociales?

¿Qué redes sociales son mejores para el social commerce?

Lo cierto es que no hay una respuesta universal, ya que la mejor red siempre es aquella donde está tu target. Sí te diremos que el 87 % de los españoles tiene cuenta en alguna y las más utilizadas según IAB Spain son: WhatsApp (84 %), Facebook (77 %), Youtube (66 %), Instagram (55 %) y Twitter (44 %). Además, en 2020 TikTok y Telegram han registrado el mayor crecimiento, seguidas de Instagram y Twitch.

Instagram

Es líder en social commerce, ya que un tercio de sus usuarios han comprado algo directamente de un anuncio. Y también es la red social preferida por el 92 % de las marcas, gracias a Instagram shop y la opción de etiquetar productos, que también pueden utilizar los influencers, como ya te hemos dicho. Pero el pago directo solo está disponible en Estados Unidos, de momento… Si necesitas más información, también dispones de una cuenta oficial de Instagram dedicada a dar consejos para potenciar la compra: Shop.

Facebook

Quizá es la red más preparada para desarrollar estrategias de social commerce, ya que cuenta con varias opciones:

  • Escaparate (Storefront): para exponer productos como en un catálogo o escaparate y dirigir el tráfico a nuestra web para el proceso de compra.
  • Tienda (Facebook Marketplace): donde podemos añadir productos e información, seleccionar el inventario, comunicarnos con los consumidores, obtener recomendaciones y consultar estadísticas. En Estados Unidos también se puede vender y administrar pedidos desde la página, incluyendo cancelaciones y reembolsos.
  • Tienda inteligente (Smart Facebook Store): donde se muestran productos a usuarios parecidos a los que ya han interactuado.
  • Facebook Ads: También podemos aprovechar las capacidades de segmentación de Facebook con anuncios especialmente diseñados para animar a comprar.

Las ventas online superarán los $ 735 mil millones para 2023, ya que el 81 % de los consumidores buscan productos o información sobre los mismos en Instagram y Facebook, lo que convierte a los dos canales en un centro de referencia masivo para las compras.

TikTok

La red social que más crece. Tiene 800 millones de usuarios activos mensualmente, la mayoría menores de 30 años. Actualmente está probando las funciones de comercio social que han tenido éxito en su aplicación gemela en China, Douyin, como la opción de acercar los elementos que aparecen en un vídeo y comprarlos directamente sin salir de la aplicación. También vincular una publicación a la página de un producto e incluir una CTA o llamada a la acción para convertir el contenido en anuncios in-feed.

Pinterest

Desde sus comienzos, Pinterest ha sido una red muy vinculada a las compras, quizá por sus principales temáticas (moda, belleza, decoración). Esta red cuenta con un público mayoritariamente femenino y con un buen nivel adquisitivo. La estrategia más sencilla es crear “pines” para tus diferentes productos y asociarlos al enlace de tu ecommerce.

Twitter

Aunque no cuenta con funcionalidades de social commerce específicas, no quiere decir que debas descartarla en tus estrategias. Para vincular tus tuits a tu ecommerce, puedes usar aplicaciones como Chirpify, que te permite incluir un botón de “Comprar” y enlazar a tu tienda online desde esta red.

Youtube

YouTube tampoco tiene funcionalidades especiales para fomentar las compras online. Pero con un poco de creatividad, puedes usarla para mostrar los productos y servicios en contexto y crear maneras de dirigir a tus usuarios a tu ecommerce.

Snapchat

Se ha asociado con Shopify para permitir que marcas como Kylie Cosmetics brinden una opción de pago en la aplicación. De momento solo para EE. UU.

¿Qué ventajas tiene el social commerce para las marcas?

  • Genera imagen de marca y buena reputación online. Las redes sociales son un excelente escaparate para darnos a conocer, dar visibilidad a nuestros productos o servicios y, alineados con el departamento de atención al cliente, nos permiten interactuar con nuestro público y la obtención de buenas valoraciones, mejorando nuestro posicionamiento frente a la competencia.
  • Genera interacción y confianza. Las redes te ayudan a establecer una relación entre marca y consumidor como si de una tienda física se tratase. Puedes dar consejos, explicar el funcionamiento de un producto, resolver las dudas… Esto no solo genera confianza, sino que asegura comentarios positivos.
  • Es un canal de venta adicional. Permite incrementar el tráfico a la tienda online, el porcentaje de conversiones y el valor de los pedidos. Ofrece además la oportunidad de venta directa en la propia red social.
  • Permite segmentar el mercado.  Con una inversión menor puedes llegar al perfil de cliente concreto de cada marca, atendiendo a su lugar de residencia, su edad o sus intereses. Esto no solo influye en la efectividad de nuestras campañas (llegamos a la persona adecuada en el momento apropiado y con el producto idóneo) sino que, además, podemos llegar a nuevos públicos potenciales.
  • Son una fuente de datos. A través de las herramientas de medición y estadística de cada red social, se puede obtener información de qué perfil de usuario visita la página o cuántos ingresos se generan, información con la que orientar nuevas campañas de marketing y publicidad o reorientar el contenido publicado. 
  • Genera engagement a largo plazo. El social commerce no solo genera ventas inmediatas, sino comentarios que serán accesibles para los usuarios futuros y que irán aumentando progresivamente nuestra visibilidad.

Según un estudio de We Are Social y Hootsuite, un 75 % de los consumidores han comprado algo después de haberlo visto en RR.SS. y otro 57 %, muestran interés de compra luego de observar tiendas virtuales en redes.

¿Y qué pasará con los puntos de venta físicos?

Según el informe Hacking the world, se plantean dos posibilidades: volcarse en el brand experience o mutar hacia el ultra-convenience store. ¿Qué significa esto? Por una parte, espacios físicos dedicados a la experiencia de marca, con eventos (conciertos, conferencias, reuniones de fans…), acciones que fomenten la interacción de los consumidores con la marca o, incluso, exposiciones, como las tiendas-museo de Gucci Wooster en Nueva York o Gucci Garden en Florencia. Y por otra parte estarían los puntos de recogida de pedidos online o de transacciones mínimas, sin almacén ni productos.

Lo que está claro es que se impone la fórmula direct-to-consumer, es decir, que las marcas vendan directamente a sus consumidores, sin intermediarios a través de las redes sociales. Por lo que necesitas una agencia de publicidad como Arrontes y Barrera que te ayude a desarrollar una buena estrategia en redes sociales, así como a elaborar campañas publicitarias personalizadas y adaptadas a las preferencias de tu comunidad.