Creatibo by Arrontes y Barrera
SEM o no SEO, esa es la cuestión

SEM o no SEO, esa es la cuestión

Estar o no estar en las primeras posiciones de los motores de búsqueda es lo que se plantean todas las marcas y sus agencias de marketing digital. Y no es para menos porque supone existir o no existir para tus consumidores. Así que sí, tienes que hacer anuncios para mejorar el SEO. Porque una estrategia combinada de SEM y SEO es mejor que una estrategia independiente de SEO.

Pero entonces, ¿es el SEO un anzuelo de Google para que también hagamos SEM? Si lo piensas fríamente, la hipótesis no va desencaminada porque lo más probable es que necesites utilizar ambas estrategias si quieres aparecer en los primeros puestos del ránking. En este post debatimos sobre la cuestión para ayudarte a definir la mejor estrategia de posicionamiento digital para tu marca.

Dejemos las cosas claras: ¿qué es SEO y qué es SEM?

El posicionamiento SEO (Search Engine Optimization) son las acciones que se llevan a cabo sobre una web para mejorar su visibilidad y que ésta aparezca en las primeras posiciones orgánicas de los buscadores, es decir, de forma natural y sin pagar por ello. 

Pero no pienses que el posicionamiento SEO se consigue por el morro. Para optimizar una estrategia SEO se requiere un esfuerzo constante, durante todo el tiempo que la web esté operativa. Solo así lograrás construir una presencia de marca en Internet y ganar autoría y relevancia.

Por otra parte, el posicionamiento SEM (Search Engine Marketing), también aumenta la visibilidad de las páginas web en los buscadores, pero lo hace de forma inmediata y mediante el pago directo de publicidad en el motor de búsqueda. Aquí entran en juego muchas posibilidades publicitarias que, bien combinadas, permiten conseguir resultados con inversiones no muy elevadas. Por ejemplo: Google Ads, Google Shopping, Google DSA, Anuncios en la Red Display, Acciones de Remarketing… 

Entonces, ¿cuándo invierto en SEM y cuándo en SEO?

Como te decíamos, lo más recomendable es utilizar ambas estrategias para conseguir maximizar el ROI (Retorno de la Inversión). ¿Por qué? Porque incluso con el mejor SEO, puede que una marca no se posicione en la primera página de Google para todas las variaciones de palabras clave long tail específicas. Según explican John Jantsch y Phil Singleton en el libro SEO for Growth.

Una estrategia combinada de SEO y SEM en el plan de marketing digital supondrá una mayor eficacia en la consecución de los objetivos de la marca.

Si tu agencia de marketing las combina con inteligencia, podrás aprovechar el potencial de ambas para lograr mejores resultados. Ahora bien, vamos a contarte cuándo y por qué deberías invertir en una o en otra dependiendo de tus prioridades y objetivos.

• Según la temporalidad

No es lo mismo una promoción puntual que tu imagen de marca ¿verdad? Por eso mismo, el SEM busca conseguir resultados a corto plazo y visitas a tu página de forma casi inmediata, mientras que el SEO es una apuesta a medio/largo plazo en la que tardarás varios meses en ver resultados.

Esta es la razón por la que decimos que cualquier marca y cualquier tienda online necesitan tener una apuesta clara por el posicionamiento orgánico. Pero esto no quiere decir que no tengas que hacer anuncios, porque también es fundamental cuando hablamos de proyectos con un recorrido relativamente corto, como campañas puntuales (rebajas, fechas especiales, etc.), promociones o lanzamiento de nuevos productos.

• Dependiendo del tipo de inversión

Como ya te dijimos, conseguir que una página web alcance los primeros puestos en los resultados de búsqueda siempre requiere una inversión. Ahora bien, puede ser una inversión en tiempo, esfuerzo y presupuesto, que si usas SEO dará resultados en el futuro. Y en cambio, si usas SEM, tendrás que pagar también por cada clic en tus anuncios, es decir, se paga por cada visita a la web. 

Y como no podía ser todo tan fácil, también existen problemillas. Por ejemplo, hay sectores cuya competencia es mucho más elevada que en otros, por lo que el precio por clic, en muchos casos, hace difícil pensar en una campaña SEM.

Del mismo modo, algunas marcas no cuentan en su plan de marketing con presupuesto para SEO, por lo que de una u otra forma, será muy difícil llegar a los primeros puestos de los buscadores y además, mantenerse ahí.

• Por visibilidad en el tiempo

Las visitas conseguidas gracias a las campañas SEM se acaban en el momento que dejas de invertir en ellas. Sin embargo, el SEO tiende a perdurar en el tiempo, por lo que, si dejas de invertir en SEO, el descenso será paulatino. Además, dependerá de lo esté haciendo la competencia para posicionarse, claro.

• Si quieres realizar un test de producto o de palabras clave

Las campañas de SEM también son buenas para realizar test. Por ejemplo, puedes testear cómo funcionarán nuevos productos entre tus posibles clientes mediante una campaña de AdWords o Shopping.  Y también comprobar qué palabras clave están funcionando mejor.

• Atendiendo al comportamiento de tus usuarios

A la hora de buscar resultados no todos nos comportamos igual. Como sabes, los primeros resultados de Google están reservados a los anuncios (3 en la parte superior, otros tantos en la parte inferior y una columna a la derecha). Mientras que los resultados orgánicos de búsqueda se sitúan en el espacio central.

Pues bien, muchas personas no conocen la diferencia entre SEO y SEM, por lo que, pincharán en los primeros resultados que encuentren, es decir, en los anuncios. Por lo que, aunque nuestra página sea la primera en posicionamiento orgánico, puede que perdamos visitas. Por otro lado, sucede también a la inversa. Otras personas evitan pinchar en los anuncios, acudiendo directamente a los resultados orgánicos. Por lo que no vamos llegar a estos usuarios solo con publicidad.

• Según el tipo de contenido

El contenido también es diferente para hacer SEO o para hacer SEM. La estrategia SEO se basa en crear contenidos de calidad, generalmente en formatos más largos, como blogs, secciones de tu web, redes sociales, etc. Por su parte, la estrategia SEM consiste en crear anuncios con un número muy reducido de caracteres y landing pages diseñadas para conseguir el máximo impacto con los mínimos elementos.

En ambos casos es necesario crear contenidos que además de ajustarse a las búsquedas SEO de los consumidores de una marca, sean creativos para que le aporten valor y la vuelvan memorable.

Como ya te dijimos en el post Apuesta por una estrategia Seo creativa, los contenidos de tu marca deben estar apoyados en una estrategia SEO creativa. De la misma forma que sin creatividad, tus contenidos nunca tendrán un buen posicionamiento SEO.

¿Cómo combinar SEO y SEM en tu estrategia de marketing?

Elegir una estrategia de marketing digital u otra dependerá siempre de los objetivos que quiera alcanzar cada marca con su agencia de marketing y del plazo que se dé para ello.

  1. Keywords: El primer paso siempre es realizar un buen análisis de palabras clave y de la competencia. Cuando un usuario entra en Internet, busca palabras o frases. Pues bien, el posicionamiento web es el resultado de esa búsqueda de los usuarios. Así que no pienses en lo que a ti te interesa, sino en lo que le interesa encontrar a tu público objetivo. Al fin y al cabo, son ellos los que van a aumentar tu tráfico.
  2. Sitios Web: Una vez que tenemos claras las palabras clave que queremos posicionar llega la principal decisión estratégica ¿por dónde empiezo? ¿empiezo por el SEM? ¿o empiezo por el SEO? Nuestro consejo es que optimices el SEO en tu sitio web, porque la optimización de los sitios web con palabras clave relevantes y dirigidas es una técnica de eficacia demostrada. Si tu sitio está bien optimizado comenzarás a ver resultados, como una mejor calidad de los visitantes, tasas de conversión más altas y, en última instancia, más clientes.
  3. Contenidos creativos: Esfuérzate por ofrecer contenido de calidad que sea creativo. Dales a tus lectores o visitantes algo que les interese, que les sea útil y que resuelva sus necesidades. Es decir, contenidos exclusivamente pensados para ellos. Solo así conseguirás que regresen a tu página y tendrás la oportunidad de que compren tus productos o servicios cuando lo necesiten. El objetivo siempre es ayudar a tus clientes actuales y/o potenciales. Recuerda que un buen contenido consigue que un usuario lo marque como favorito.
  4. Campaña SEM: Ha llegado el momento. Después de todo esto por fin podrás crear una buena campaña SEM que atraiga conversiones.

Combinar la constancia de un buen trabajo SEO, con la contratación de acciones puntuales SEM es la mejor forma de mejorar la visibilidad de tu marca en los buscadores.

En resumen, el trabajo SEO nunca debe abandonarse ante la posibilidad de contratar una campaña SEM. Al revés, sus fuerzas unidas serán determinantes para optimizar la presencia de un sitio web en los buscadores. Lo importante es no perder nunca de vista la temporalidad de los objetivos, que será lo que determine la necesidad de recurrir a acciones de pago SEM para conseguir resultados más inmediatos y complementarios al trabajo SEO.

Si necesitas una agencia de marketing digital y publicidad que te ayude a sentar las bases de tu estrategia digital para optimizar tu sitio web en los motores de búsqueda, en Arrontes y Barrera estaremos encantados de estudiar tu caso para ver cuál es la estrategia que más te conviene.