La apuesta gourmet de Lizarrán.

Branding para Lizarrán Gastro.
“Teníamos claro que Lizarrán Gastro debía diferenciarse de Lizarrán, muy reconocida y consolidada en el mercado. Pero también teníamos claro que debía mantener cierta esencia de la marca madre. Ese equilibrio era complicado y en Arrontes y Barrera lo solventaron a la perfección”.
Manuel Robledo
Director de Comess Grupo

LIZARRÁN nace en 1988 en Sitges (Barcelona) como una original apuesta que busca exportar al resto del mundo la experiencia de “ir de pinchos”, una tradición muy arraigada en el norte de España.

Tras más de 25 años, Lizarrán está consolidada en el mercado como marca líder en la franquicia de pinchos y tapas, con presencia en 21 países. Y justo en este momento, llega una nueva oportunidad que permitiría expandir el negocio en otra línea: satisfacer la demanda de un mercado creciente formado por un público gourmet que exige un plus de detalle en la cocina, el servicio y la atención cuando acude a un bar de pinchos. Así es como nace Lizarrán Gastro, dirigida a consumidores finales de clase media-alta y gusto por las experiencias de calidad en el ámbito gastronómico.

Trabajo de branding

El primer paso fue elegir un naming que aprovechara el peso que Lizarrán tiene en el mercado pero que a su vez contuviera una promesa explícita en la que se reflejara la diferencia de esta experiencia premium. Con el apellido Gastro conseguíamos este objetivo.

A la hora de desarrollar la identidad de la marca, mantuvimos elementos de Lizarrán como la tipografía pero modificamos su paleta de colores, optando por tonos negros, grises, plata… que transmiten el carácter exclusivo y elegante de las experiencias que se podrían vivir en estos nuevos locales hosteleros. Su aplicación a la carta, decoración de locales y piezas gráficas resultó así de bonita.

Cuéntanos tu
proyecto.









Menú