El virus no piensa, tú sí.

Campaña publicitaria para el Gobierno del Principado de Asturias.
Realizar una campaña de sensibilización ciudadana orientada a incidir en la importancia de cumplir las recomendaciones sanitarias para frenar la propagación del virus fue una gran responsabilidad, como agencia y como personas que queremos aportar nuestro granito de arena para salir de esta situación.
Luis Arrontes
Director creativo ejecutivo de Arrontes y Barrera

El empeoramiento de la situación epidemiológica ha llevado al Gobierno del Principado de Asturias a realizar una campaña publicitaria orientada a sensibilizar a la población sobre la importancia de cumplir las recomendaciones sanitarias para frenar la propagación del virus.

Conscientes del sentir general de la población (hartazgo, pesimismo, crispación, miedo, incertidumbre, desconfianza…), pensamos que era el momento de comunicar con respeto y confianza, apelando a la inteligencia de las personas y planteando el cumplimiento de las medidas sanitarias como un reto común.

Porque el virus es invisible y escurridizo. Se aprovecha de nuestras debilidades y golpea más fuerte cuando nos confiamos. Aún queda mucho por descubrir sobre él pero sí sabemos su debilidad más importante: “El virus no piensa, tú sí”. Y así surge el claim de campaña en el que animamos a las personas a utilizar su mayor ventaja frente al virus.

Y para reforzar esta idea, buscamos un gesto que lo resumiera todo. Un gesto sencillo, reconocible y universal, que apelara al uso de la inteligencia y que fuera entendible por todos los públicos, de forma clara e intergeneracional.

En la creatividad de las piezas tuvo un gran peso la elección de la paleta de color. Queríamos una campaña que visualmente fuera muy potente, con colores vivos que transmitieran energía, y que a la vez tuviera identidad asturiana. Así surgió la idea de utilizar solo el amarillo (para las personas) y el azul (para la mascarilla) como únicos colores presentes en las piezas de campaña.

Al casting fueron convocadas personas de la calle con las que pudieran sentirse identificadas todos los públicos de interés, especialmente jóvenes y personas mayores.

La campaña constó de piezas gráficas para medios impresos y soportes de publicidad exterior (mupis, marquesinas, autobuses…) así como piezas digitales para soportes de prensa online y redes sociales, un spot que fue emitido en televisiones de ámbito regional y la colaboración de Joaquín Pajarón en otro vídeo orientado a viralizarse en redes sociales, en el que el humorista nos recordaba que era el momento de “pensar un puquiñín”.

Cuéntanos tu
proyecto.











    Menú