Creatibo by Arrontes y Barrera
ética publicitaria

¿Por qué tu publicidad debe ser ética? 10 claves para hacerlo bien

¿Sabías que el 92 % de los millennials prefieren comprar marcas éticas? ¿Y que el 90 % reconoce que boicotearía a una marca irresponsable o poco ética? La ética publicitaria es lo normal y sin ella tu marca no sobrevivirá.

La conectividad, los smartphones  y las redes sociales han hecho que la sociedad sea mucho más exigente. Los consumidores se informan sobre lo que compran, cuestionan los comportamientos de las marcas y exigen que estas hagan las cosas bien.

Y es que no todo vale. Según vaticinó Martin Lindstrom, autor de Buyology solo es cuestión de tiempo que surja un organismo tipo WikiLeaks para desenmascarar a las marcas que hacen trampa. Por eso aconseja que todas dediquen sus esfuerzos en los próximos años a “limpiar su casa” para ser auténticas, transparentes y con valores y propone estas 10 claves para tomar las decisiones correctas desde un punto de vista ético:

10 Claves de ética publicitaria para que tu marca lo haga bien

Clave de ética publicitaria Nº 1. Conoce a tus consumidores

Asegúrate de contar con unos buenos términos éticos para tu grupo objetivo. Conoce a tus Buyer Persona y sus Buyer Journey y analiza la percepción que tienen del producto, además de la realidad.

Un ejemplo muy exitoso en cuanto a ética publicitaria fue el fenómeno Dove, que ha hecho de la belleza femenina real un poderoso insight que ha revolucionado el Beauty Branding.

Dove rompió con el prototipo de mujeres con cuerpos perfectos para dirigirse a mujeres normales. Un gran hito que se ha inspirado en The real truth about beauty: a global report, un estudio realizado por investigadores de Harvard a 3.000 mujeres en diez países. Este estudio vio que las definiciones de belleza eran limitadas e inalcanzables. El hallazgo llevó a Dove a revolucionar el sector y liderar todo un movimiento social, con un fuerte compromiso de transparencia, escuchando a sus consumidores y generando engagement.

Clave ética Nº 2. Alinea la percepción y la realidad

La creatividad puede ser brillante pero… ¿cómo se enfrentará a la realidad? Si la percepción y la realidad no concuerdan, habrá que ajustar alguno de los dos aspectos para que vayan al unísono. En definitiva, no se trata solo de predicar, sino de vivir los valores de ética publicitaria que predicas en todo lo que hace tu marca y tener un impacto en tu comunidad. Como marca tienes que preguntarte: ¿Qué valor aporto? ¿Qué resuelvo? ¿Qué hace mi producto, no solo por los consumidores, sino por la sociedad?

Clave ética Nº 3. Sé 100 % transparente

Tienes que informar a los consumidores sobre lo que sabes de ellos, y cómo vas a utilizar esa información. Además, tienes que ofrecerles la posibilidad de darse de baja de tus bases de datos de forma segura.

Por ejemplo Everlane, una marca de moda fundada en 2010 por Michael Preysman, no solo se ha comprometido con la fabricación ética. Lo realmente interesante de la marca es su compromiso con la transparencia radical. La marca también ofrece un desglose detallado de los costes de todas sus prendas incluyendo materiales -incluso cremalleras y botones-, mano de obra, logística, impuestos y aranceles, etc.

Esto no lo hacen simplemente para revelar el margen de beneficio potencial de la marca en cada producto específico, sino también para resaltar las condiciones de quienes trabajan en el controvertido sector de la fabricación de prendas de vestir.

Clave ética Nº 4. Di la verdad

Y no ocultes ningún tipo de información. Incluido que se trata de publicidad. Recuerda que aunque trates de potenciar lo positivo que tiene tu producto, no se puede obviar algún aspecto negativo que también tenga. Así que di las cosas como son. Dale al consumidor una idea clara de lo que le estás ofreciendo. Para ello tienes que ser abierto, sincero y comunicar de forma sencilla y directa, evitando mensajes que, por acción u omisión, puedan llevar a engaño. Esto no impide utilizar el humor, la fantasía o la exageración en las creatividades, siempre que sean evidentes, claro.

Clave ética Nº 5. Ofrece testimonios reales

Todas las inserciones y testimonios tienen que ser reales. Y verificables. Es decir, que si por ejemplo, afirmas que el 90 % de los médicos recomiendan tu producto, por ética publicitaria debes poner a disposición de quien quiera comprobarlo dicho estudio.

Clave ética Nº 6. Muestra claramente la caducidad

Si tu producto tiene fecha de caducidad o fin de promoción, comunícala de forma visible, clara y fácil de entender.

Clave ética Nº 7. Trata a tus clientes como te tratarías a ti mismo

Es decir, no hagas nada a los consumidores que no les harías a tus propios hijos, familiares o amigos.

Una gran metedura de pata fue esta campaña de Ford para la India, un país con un grave problema de violencia sexual, que causó una profunda indignación en todo el mundo y demandas multimillonarias a la marca.

Clave ética Nº 8. Presta especial atención a la infancia

Lo dicho, trata a los niños como tratarías a tus propios hijos. Evita fomentar la presión entre niños. Piensa que tú odiarías ver a tus propios hijos bajo esa misma presión. Y lo mismo para las mujeres y las minorías. Evita los estereotipos.

Clave ética Nº 9. Impacto medioambiental

Sé abierto y transparente acerca del impacto medioambiental de tu marca. La sociedad cada vez está más concienciada en este tema y las marcas también.

Por ejemplo, Dr. Bronner’s, la marca de jabón líquido más vendida en EE.UU., presenta en su packaging los fascinantes Principios Cósmicos de la marca, una frase filosófica de 30,000 palabras dicha por su fundador Emanuel Bronner hace décadas. Pero el compromiso de la marca va mucho más allá y forma parte del movimiento B-Corp, un movimiento global con el fin de que un día todas las compañías compitan por ser las mejores para el mundo.

Clave ética Nº 10. Términos legales

Muestra la información legal claramente, sin esconderla ni complicarla demasiado. Tiene que tratarse como cualquier otro mensaje comercial, con un lenguaje simple y fácil de entender.

Las marcas pueden hacerlo bien y obtener beneficios con la ética publicitaria

Todas las marcas que se caracterizan por una publicidad ética no lo hacen como una simple estrategia para impulsar las ventas sino como una parte fundamental de su filosofía de marca. Se trata de ayudar a los consumidores a tomar decisiones mejores y más conscientes sobre los productos que compran y cultivar la lealtad a la marca. Estos son algunos de los beneficios de hacer publicidad ética:

  • Mejora el prestigio y la reputación de marca.
  • Añade valor a tu producto.
  • Se evitan malas prácticas.
  • Se establecen relaciones a largo plazo con stakeholders y clientes.
  • Mejora la calidad del personal, la cohesión del equipo y su compromiso.
  • Mejora la competitividad.
  • Facilita la conexión entre los consumidores y la marca.
  • Aumentan las ventas.

Recuerda que una buena publicidad vende. Una publicidad mejor vende y crea marca. Y una óptima publicidad vende, crea marca y hace algo por la sociedad.

Si quieres que tu publicidad siempre sea una experiencia positiva, que además de dar a conocer productos, nos ayude a crecer como sociedad, en Arrontes y Barrera estamos dispuestos a ayudarte con sentido común, compromiso y creatividad.