Cómo crear un call to action que convierta


¿Sabías que cuando alguien te dice “pásame la sal” o “baja la basura” lo normal es que lo hagas? Así de bien funcionan los CTA o call to action en la vida real. La razón es que estamos programados para hacer algo solo porque nos lo piden, sin más. Pero ¿qué pasa con la publicidad? Pues que hay tanta saturación de mensajes imperativos que la creatividad es imprescindible para destacar. Así que te vamos a contar cómo crear call to action que conviertan.

¿Qué es un CTA?

Un CTA es una llamada a la acción para atraer clientes potenciales. Se trata de convencer a tus clientes para que hagan lo que tú quieres mediante un botón o enlace que les invite a: descargar un programa, comparar un producto, leer un artículo, visitar una web, etc. Dicho de otra forma, es una forma de “empujar” o “animar” al consumidor a que realice una acción.

¿Qué debe tener un buen CTA?

1- Estar orientado a tu buyer persona.


Tienes que ofrecer contenido de valor específico para cada persona a la que te quieras dirigir para obtener una mayor tasa de conversión. Diseña tus llamadas a la acción en función de si van dirigidas a tus visitantes (para generar más visitas), leads (beneficios que conseguirá) o clientes (listo para una oferta) y transmite así, mayor sensación de cercanía.

En función de esto podemos hablar de varios tipos de call to action en una web:
Visitantes:

  • Descubrimiento de producto o servicio: Permiten guiar en la navegación, favorecer las conversiones y determinar el éxito de una página web.
  • Compartir en RRSS: Son la forma menos comprometida de que los visitantes, clientes potenciales y clientes se relacionen con la marca.
Leads:
  • Lead generation: Estas CTA se suelen colocar en el blog y deben comunicar exactamente el valor que se obtiene al hacer clic en ellas.
  • Leer más: Esta CTA asegura que cada publicación tenga su propio tráfico.
  • Lead nurturing: ¿Qué sucede cuando alguien se convierte en lead pero aún no es cliente? Que puedes atraerlos con otro tipo de oferta, como demostraciones de productos, versiones de prueba gratuitas o presupuestos gratuitos.
Clientes:
  • Cierre de venta: Al fin y al cabo todos queremos convertir los leads en clientes. Así que este tipo de CTA funcionan muy bien en las páginas de productos.
  • Promoción de un evento: Estos CTA funcionan bien para conseguir asistencia.

2- Tener un texto creativo y persuasivo que invite a hacer clic.

Debe estar orientado a la acción, comenzar con un verbo y ser claro, directo y fácil de entender. Con un par de palabras es suficiente, no más de cinco es lo ideal.

Además, los textos extras, conocidos como disparadores de click, aumentan las probabilidades de clic. Estos disparadores de clic pueden:
  • Incluir sensación de urgencia o última oportunidad. Os recomendamos leer el post Factores de éxito. Episodio 6 en el que ya hablamos sobre el principio de la escasez, según el cual creemos que algo es más valioso, cuanto más difícil sea de conseguir.
  • Introducir números. Funcionan muy bien porque captan la atención visual del usuario, le muestran el beneficio y dan credibilidad.

3- Tener mucha visibilidad.

Tiene que destacar y verse nada más entrar en la página. Debe tener un color de alto contraste, un tamaño suficientemente grande y tener espacio alrededor para que el usuario centre su atención y no se distraiga. Está claro que no se puede poner al final de la página porque muchos no llegan a ella y perderíamos la oportunidad de impactarlos. Por eso el lugar más indicado para su ubicación es en el tercio superior derecho de la página, aunque también puede ser un CTA emergente.

4- Claridad y concisión.

Elige un objetivo y cuenta la información necesaria para lograr ese objetivo. No marees a tus suscriptores con mil cosas, ¡ni siquiera con cinco! Sé claro y preciso. Pon un solo CTA. El exceso de información en es un error muy común, y muy grave porque el destinatario no sabrá a dónde mirar y lo importante pasará desapercibido.

5- Haz que sea fácil de encontrar.

Mediante un ligero relieve, botón, flechas o cualquier cosa que no deje lugar a dudas de que ese es el call to action.

6-Test A/B.

Siempre es conveniente probar diferentes tipos de botones para quedarse con el que mejor funciona, pedir feedback a los usuarios habituales para conocer sus preferencias, etc. 



Para finalizar el post, te recordamos que lo más importante es que tengas claro qué quieres comunicar y a quién. En Arrontes y Barrera podemos ayudarte con todo lo demás.


Si quieres saber más sobre los beneficios de fomentar la creatividad dentro de las empresas y cómo puedes hacerlo, descárgate nuestra guía Multiplica la Creatividad de tu Empresa sin Gastar un Euro.

Descárgala ya

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar




Comments are closed.

Subir arriba ↑